san francisco, pizzas

Milano Pizza lo encuentras justo a la salida de la discoteca Ambassador, apenas a cinco minutos, en las calles Geary and Jones. Es una pizzería que abre desde las 12 del mediodía y hasta las 3 de la madrugada, siendo especial famosa por atender a la clientela más contenta de San Francisco, es decir, la clientela que sale de las discotecas. Colas grandes los martes y los fines de semana, las slices de pizza son baratas y de soberbia calidad. El servicio es rápido, los cuartos de baños limpios y poco más se puede pedír. Mi favorita era y es la de pizza de queso, cada slice cuesta 2,5 dólares, y créeme, es muy muy raro que te comas más de dos. No dejes de probarlo, siempre llevaré Milano Pizza en el corazón por los grandes momentos que allí viví.