estados unidos, marketing

Creo que llevo el tiempo suficiente en Estados Unidos para intentar explicarte cómo funcionan las propinas en este país, un impuesto que a algunos nos puede parecer revolucionario pero que es mandatory.

¿Dónde dejar y no dejar propinas?

Yo jamás he dejado propinas en el supermercado o en establecimientos de comida rápida, donde no hay servicio por medio. Eso sí, en taxis hay que dejar, aproximadamente dos o tres dólares más de lo que te cueste la carrera. Si no lo haces preparáte porque ellos no son como en los restaurantes, y tendrás que aguantar unos cuantos segundos de tonterías que te digan.

Cuando vas a un restaurante con tu pareja, y pagas con tarjeta, te traen el recibo para firmar y claramente pone “Precio” y “Gratuity“, refiriéndose a la propina, en algunos casos ponen “Tip” directamente. Ellos sugieren que sea siempre el 18%, pero como seguro entiendes dependiendo del servicio que hayas recibido te apetecerá dejarlo o no. Cuando el grupo que acude a un restaurante es superior a cinco personas, directamente te incluirán ese impuesto en la cuenta, quieras o no quieras. Y si lo piensas friamente…

Ejemplos de propinas

Si vais cinco amigos a comer y os gastáis 25 dólares cada uno… son 125 dólares y las propinas aparte casi 23 dólares, es decir, casi 5 dólares por persona. A esa cantidad hay que incluir otra serie de impuestos que tocan mucho la moral, últimamente estoy viendo en los tickets un donativo para la salud de los trabajadores que es del 2%. A todo eso, claro, hay que sumar el IVA, taxes, los impuestos, que dependiendo del sitio donde estés pueden ser del 9.5% al 10%. Vamos, que al final entre impuestos y propinas al precio de tu comida le tienes que añadir un 30%. Si pagas 11 dólares pagarás 14, si pagas 25 dólares… pagarás 33. Cuando estás aquí como es mi caso por ejemplo algo más de dos meses… pagar un 30% más todos los días es una faena, sobre todo cuando en España no estamos acostumbrados.

Si no dejas propinas más que enfandarse pensarán que no les ha gustado tu servicio, ya te he comentado que en la mayoría de establecimiento la atención al cliente es sobresaliente.

Algún amigo aquí me ha dicho algo que yo sinceramente por un par de dólares no voy a hacer, y es tras pagar… levantarte e irte corriendo, sin dejar propina, sin pensar volver al mismo sitio de nuevo. Hay gente que dice que como las ciudades son enormes, las probabilidades de volver al mismo restaurante son pequeñas y merece la pena ahorrarse unos dólares saliendo rápido del restaurante sin dejar propina. Yo, como soy supersticioso, prefiero dejar algo antes que pensar que se están acordando de mí…