san francisco, discotecas, nocheHablemos de la noche en San Francisco, un terreno relativamente desconocido para mi porque ayer fue el primer día que me fui de discotecas. Sin pasarse, eso sí… más que nada porque no te dejan pasarte.

Y es que a la 1.30 de la madrugada las discotecas encienden todas las luces y comienza el desalojo. Media hora después la discoteca está cerrada y el que se haya tomado varias copas se queda con todas las ganas del mundo de seguir. Yo me tomé dos gin tonic y me quedé con las ganas del tercero. Es política estadounidense y en todo caso puedes encontrar otros sitios que aunque sigan abiertos algún rato más… pero no van a servirte alcohol en ningún establecimiento a partir de esa hora por ley federal. Supongo que lo harán por algo, pero lo comentaba con amigos y amigas coreanos, brasileños, italianos y nos echábamos las manos a la cabeza.

Y además hoy tengo resaca, habrá que empezar a tomar buena nota de las discotecas sospechosas de servir garrafón. Gracias a Alfonso Jiménez tengo preparado un listado de discotecas de las que hablaremos más pronto que tarde.