san francisco, noche

Está hecha con el teléfono, no con la cámara, pero la vista desde la terraza de mi residencia, que está en la calle O’Farrell, es preciosa.

Me gustaría, de verdad, tener algo más de tiempo para explicarte todo pero seguro que entiendes que me levanto a las 07.30 y que tengo clases hasta la hora de comer, luego hago turismo, me apunto a las actividades de la escuela para visitar todo el área de la ciudad, llego a las tantas, ceno sobre las 19.30, a las 21.00 no soy persona y ahora mismo son las 23.00 y tengo como 250 correos pendiente de respuesta, 30 de ellos marcados como críticos que no pueden esperar, y demasiado trabajo acumulado. Estos días perdonen las prisas, les recompensaré, por ejemplo, con vistas como estas.