coches, los angeles

Sinceramente pensé que no podría hacerlo o que me iba a dar mucho respeto. Pero no fue para tanto, gracias al GPS he podido ir a todos los rincones de Los angeles que tenía en mente. Las casas de Bel Air, Beverly Hills, el Downtown, Universal Studios, Santa Mónica, Venice Beach, Hollywood, etc.

El asunto del cambio de marchas automático al principio reconozco que al principio fue duro, yo reconozco aunque no tenga por qué hacerlo, que los 20 primeros minutos fueron duros como suelen ser todos los comienzos pero ahora te aseguro que el próximo coche que tenga será automático, veo el cambio manual como algo antiguo ahora, que maravilla.

Sin GPS no habría llegado a ningún lado obviamente, pero ha habido cosas que me chocaron al principio como la ubicación de los semáforos, que está justo en la acera de enfrente, no en la que tu frenas, lo cual al principio me dejó fuera de fuego varias veces. Afortunadamente todo salió bien, y lo peor como siempre los atascos, por todos sitios, lo bueno es tener un GPS que te los evite, si es que eso existe. El mío no lo hacía… pero hizo su trabajo, llevarme. La foto la hice en uno de esos trayectos.

Por cierto, alquilé el coche con Alamo, una compañía que tiene autobús de lanzadera desde el aeropuerto, un servicio gratis y muy bueno.