seojin kin, angela banz, pablo garces

Es necesario y me apetece muchísimo hablaros de dos personas muy especiales para mí en San Francisco, Angela y Seojin, a mi izquierda y a mi derecha respectivamente. Son mi andamio, mis hermanas, mis hijas, mis amigas, el siguiente paso que voy a dar, la próxima palabra que voy a decir. Como todo humano uno teme que cuando llegue a una de las ciudades más grandes del planeta se encuentre perdido, pero puedo dar gracias de tener un grupo de gente al que aprecio verdaderamente y en el que destacan de sobremanera estas dos personitas, una suiza y una coreana, quién me lo iba a decir a mí. Vivir en esta ciudad es como un Gran Hermano, intenso, todos los sentimientos se magnifican, cuando echas de menos a alguien lo echas con todo el corazón de menos y cuando tienes aprecio a alguien lo quieres como si lo conocieras de toda la vida. Voy a traducirles esto porque mi español barroco creo que aún no lo entenderán, aunque ojalá algún día lo hagan.


angela banz, seojin kim

Translated & Limited Edition

If I had to go to jail, to Alcatraz, I’d just ask for Angela and Seojin. I’m pretty sure it could be funny even there. These two cute little girls are my sisters, my daughters, my friends, the next step I’m gonna take, the next word I’m gonna say. They are everything for me here. I’d be fucking lost without them. I fucking love you. Truly yours, ¡¡pero qué cojones!!